lunes, 29 de enero de 2018

Reseña: "Buscando a Audrey (Finding Audrey)" de Sophie Kinsella

SINOPSIS: Desde que fue víctima de un terrible acoso en la escuela, Audrey, de catorce años, se niega a abandonar la seguridad de su hogar. Lleva siempre gafas de sol, incluso dentro de casa, y es incapaz de hablar con personas que no conoce. Pero Linus, el nuevo amigo y compañero de videojuegos de su hermano mayor, ve más allá de sus gafas oscuras y de su fobia social. Y cuando descubre que Audrey es alérgica al contacto con desconocidos, encuentra el modo de comunicarse con ella: le escribe notas.
Ahora, el divertido y sensible Linus le ha lanzado un desafío: que se reúna con él en una cafetería cercana para tomar un café. Para Audrey, esa pequeña excursión supone un esfuerzo enorme, pero asumible, tal vez. Al fin y al cabo, se supone que debe empezar a abandonar su zona de comodidad. Y tomar un café no es lo mismo que tener una cita. ¿O si?
¿Será capaz Audrey de emprender el camino de vuelta al mundo real? ¿De dejar de pensar que no merece existir siquiera? Le espera un largo camino, pero no lo recorrerá en solitario. Cuenta con la ayuda de su psicoterapeuta, con el cariño de su alocada familia, con el ingenio y el humor de Linus. Por encima de todo, cuenta consigo misma.

OPINIÓN PERSONAL: Lo leí sin expectativas ya que había escuchado criticas mixtas, generalmente positivas. Esto fue lo que me pasó: lo leí demasiado rápido aunque hubo ciertas cosas que me resultaron inverosímiles, como el método (y tiempo) de recuperación de Audrey y enterarme cuál era su trastorno, ¿era necesario actuar tan exagerado? Teniendo una familia disfuncional cuya protagonista resulta ser la madura de todos en vez de sus padres, me costaba mentalizarme por momentos en su personalidad. Aunque la historia esté contada por ella, Audrey, toca distintos temas que en una novela juvenil no se ven muy a menudo como adicciones, padres disfuncionales y la violencia familiar. 
También vale destacar la estructura narrativa ya que incluye algunos gráficos y la narración cambia a guión documental (para el método de recuperación de Audrey).
Una lectura fresca, amena, para pasar el rato. Recomendado para todas las edades.

CALIFICACIÓN: ✭✭✭✭✰

Portada en español, bajo el sello PUCK, distribuido por EDICIONES URANO.

FRASES DESTACADAS

"¿Alguna vez desearías no existir? Muchísimas. (...) A veces me pregunto si no debería tumbarme sin más y decirle que lo veo todo de color de rosa. Pero lo curioso es que no lo hago."

"Lo de mirar a los ojos es duro. Es lo más duro. Sólo de pensarlo (...), se me encogen las entrañas.
Sé (lo sabe mi cabeza) que los ojos no dan miedo. (...) Una fracción minúscula de toda nuestra masa corporal. Y todos los tenemos. Así que, ¿porque me angustian tanto? He tenido mucho tiempo para pensar en esto y, si quieren que les diga la verdad, creo que la mayoría de la gente infravalora los ojos. Para empezar, son muy potentes. Tienen alcance. Enfocas la mirada en una persona que está a treinta metros de distancia, entre un montón de gente, y esa persona se da cuenta de que la estás mirando. ¿Qué otra parte de la anatomía humana puede hacer eso? Es prácticamente un poder paranormal, eso es lo que es.
Pero además es que son como torbellinos. Son infinitos. Miras a alguien directamente a los ojos y puede sorberte el alma en un nanosegundo. O por lo menos eso parece. Los ojos de los demás son insondables, y eso es lo que me asusta."

"¿Acaso importa qué me pasó exactamente (...)? Es irrelevante. Sucedió. se acabó. Es agua pasada. Y prefiero no entrar en eso."

"(...) solo se tiene un cuerpo. Hay que cuidarlo como un tesoro."

"La verdad es que, cuando no te comunicas nunca con personas desconocidas, pierdes la práctica. Y cuando vuelves a hacerlo, es muy cansado. (...) Aunque también muy agradable."

"¿Qué ha pasado con los libros? ¡Eso es lo que deberíamos estar haciendo! (...) No ver toda esa televisión tóxica y absurda y jugar a videojuegos que le sorben a uno el seso. (...) ¿Qué estamos haciendo?"

"No lo digo en el mal sentido. Les pasa a todos los adultos. Son unos perfectos ignorantes, pero están al mando. Es de locos. Los padres controlan todo lo que tenga que ver con la tecnología en el hogar, el tiempo de exposición a la pantalla o las horas de conexión a las redes sociales, pero cuando se estropea el ordenador son como bebés: <<¿Qué le ha pasado a mi documento?>>, <<No pudo entrar a Facebook>>, <<¿Cómo subo una fotografía?>>, <<Que haga doble clic ¿dónde?>>, <<¿Qué quieres decir con eso?>> Y nosotros tenemos que sacarles las castañas del fuego."

"En realidad, no so las situaciones estresantes las que te hacen enfermar. Es cómo reacciona tu cerebro a ellas."

"Mirarse a los ojos. Es la conexión más potente que hay."

"Creo que lo  que he descubierto es que la vida consiste en escalar una pendiente, y en resbalar por una cuesta, y en volver a levantarse y seguir adelante. Y que da igual que resbales un poco hacia abajo, siempre y cuando te dirijas más o menos hacia arriba. Es lo único que puedes esperar. Ir más o menos hacia arriba"